“Pakistán Girl”

Pareja al teléfono. Rudo dice: -¿cine pakistaní? Seguro, me encanta. Ella sonriente le dice -genial, hoy a la noche dan una buenísima que quería ver. ¿Me pasás a buscar? -Sí obvio, dale, responde. Duda.

Llegan al cine, ella con mucha emoción y llevándolo de la mano. Rudo mira a su alrededor, las caras de gente “arti”, musulmanes y la cartelera de la peli: Un nómade en el desierto con un camello.

Rudo no entiende nada, ella feliz.

Compran golosinas, ella elige, se sientan en su asientos: ella abre su comida de extraña forma y la come con ganas, él la abre pero algo parece saltar del paquete, ella lo mira, él dice -¡super frescas!

A su lado se sienta un tipo enorme, barbudo y le roba el apoyabrazos.

Comienza la peli: -¡ay! Me olvidé de decirte que no tiene subtítulos, igual ¿vos entendés no? Exclama ella y sonríe -sí, sí, casi todo.

Durante la peli la gente se ríe, llora, se emociona y Rudo nunca entiende nada.

145 minutos después Rudo comienza a cabecear, sólo responde ante las sonrisas o los comentarios de ella, sigue peleando por el apoyabrazos.

Finalmente se duerme, ella lo ve, pone cara de enojo y se cruza de brazos.

Salen del cine, Rudo se limpia las lagañas, ella se da media vuelta y se va muy ofuscada.

Sobreimprime: -Intentar demasiado no te lleva a ningún lugar al que quieras ir. La nueva Quilmes Bajo Cero te trae eso que buscabas: un nuevo sabor, más suave y refrescante para que todos puedan disfrutar sin pretender ser otra persona.

Quilmes Bajo Cero, el nuevo sabor del encuentro.

 

Image
Advertisements